03/01/2017

Permiso de conducir para personas con discapacidad

Todo lo que debes saber si tienes algún tipo de discapacidad física y quieres conducir.

Las personas que tengan algún tipo de discapacidad física, ya sea producida por un accidente o una enfermedad, y quieran conducir un vehículo adaptado, deben realizar los siguientes trámites:

La persona interesada, en este caso aquella persona con discapacidad que quiera conducir el vehículo, deberá acercarse a un centro de reconocimiento médico para evaluar el tipo de discapacidad que padece. Para ello, el centro le realizará una serie de pruebas específicas, pruebas que también servirán para realizar un informe donde se le indicará qué tipo de adaptaciones o modificaciones necesita su coche. En aquellos casos en que el conductor no quiera comprar un vehículo nuevo y quiera adaptar su vehículo actual, deberá acudir a un taller especializado en adaptación de vehículos que esté homologado. Posteriormente, el vehículo deberá pasar por la Inspección Técnica de Vehículos para comprobar que la adaptación se ha realizado satisfactoriamente y que puede conducir con las máximas garantías de seguridad.

Así mismo, el conductor que ha sufrido un accidente o enfermedad y como consecuencia ha quedado con algún tipo de discapacidad física, deberá renovar su permiso para que en el nuevo quede registrado el tipo de discapacidad que tiene y las restricciones para la conducción. Del mismo modo, deberán constar también aquellas transformaciones del vehículo que son precisas para que el coche sea apto para su conducción. Estos trámites se deben realizar en la Jefatura de Tráfico. No se olvide de llevar el informe médico que le hayan facilitado anteriormente.

En la Jefatura de Tráfico le comprobarán las limitaciones que presenta como conductor a la hora de conducir en función de tipo y grado de discapacidad que tenga. Dicha Jefatura valorará si es preciso realizar una prueba práctica.