Se encargan de todo el proceso de adaptación

28/12/2016

Válida Car me adaptó la furgoneta que quería. Ahora es accesible y puedo llevar mi madre dónde quiera.

Miriam – Barcelona

Mi madre va en silla de ruedas desde hace dos años. Hasta ahora hemos intentado ir pasando, con la ayuda de mis hermanos o la de algún vecino, podíamos entrar mi madre en el coche. Pero con los años vemos que cada vez es más necesario adaptar el coche. Teníamos un turismo pequeño muy viejo y pensé que sería mejor comprar uno nuevo adaptado.

En el concesionario Ford me propusieron adaptarlo con Válida Car. Me informé y me acerqué a visitarlos para explicarles mi caso. Tras hablarlo con Montse de Válida Car, me ofrecieron la posibilidad de adaptar la furgoneta que quería con una rampa. Se trataba de lo que ellos llaman un rebaje de piso, que permite subir una persona en silla de ruedas al interior del coche sin tener que bajarse de él. Ello me permitía no depender de nadie a la hora de transportar a mi madre y a la vez poder utilizar el coche según mis necesidades.  

Quiero destacar que Válida Car se encargó de todo el proceso de instalación, desde el asesoramiento hasta el montaje y la homologación. Yo no tuve que preocuparme de nada.

Gracias a esta adaptación puedo sacar de casa a mi madre y llevarla donde quiera.