13/02/2018

¿Qué hacer para solicitar una plaza de aparcamiento para personas con discapacidad?

Cuando una persona en silla de ruedas o con dificultad de movimientos sale a la calle se encuentra con numerosas barreras, una de ellas es el aparcamiento. Para ello, existen las plazas de aparcamiento reservadas para personas con diversidad funcional.

¿Qué requisitos deben cumplir las plazas de aparcamiento para personas con discapacidad?

Los requisitos que deben cumplir estos aparcamientos vienen delimitados por los municipios y sus ayuntamientos, por lo que estos podrán variar. Entre los más comunes destacan:

  • Las plazas de aparcamiento deben estar situadas cerca de accesos peatonales y entradas accesibles a edificios, medios de transporte público o servicios públicos.
  • Las zonas de estacionamiento reservadas para personas con discapacidad tienen que ser un acceso y un itinerario peatonal. Ambos deben ser accesibles y comunicar los aparcamientos reservados con la vía pública.
  • Todas deben ser señaladas de forma visible y distintiva, horizontal y verticalmente.
  • En los espacios naturales las plazas de aparcamiento para personas con discapacidad pueden ajustarse a las peculiaridades del entorno.
  • Las dimensiones mínimas de los aparcamientos es en batería o semibatería de 3,60 metros incluyendo la zona de transferencia.
  • Las zonas de transferencias deben comunicar de manera accesible con el itinerario peatonal.
  • Si hay agrupamiento de plazas dispuesta en batería y línea se permite que la zona de transferencia sea compartida por más de una plaza. Aun así, dicha zona tiene que tener una anchura mínima de 1,4 metros.

 

¿Quién puede utilizar estas plazas de aparcamiento?

El uso de las plazas de aparcamiento para personas con discapacidad está ligado a la posesión de una tarjeta de aparcamiento para personas con movilidad reducida (PMR). Su solicitud depende de cada ayuntamiento aunque en líneas generales se exigen dos requisitos para conseguirla:

  • Acreditar un grado de discapacidad igual o superior al 33%
  • Tener un baremo de movilidad reducida positivo

Importante destacar que la tarjeta de aparcamiento para discapacitados se adjudica a personas con discapacidad física. El resto de diversidades funcionales (intelectuales, auditivas, etc.) no pueden acceder a ella. Su uso es personal e intransferible aunque puede utilizarse también el si el titular se encuentra dentro del coche aunque no sea su conductor.

 

¿Se puede solicitar una plaza de aparcamiento para personas con discapacidad para uso personal?

Las personas con movilidad reducida en posesión de una tarjeta de aparcamiento para discapacitados tienen derecho a solicitar y a obtener una plaza de aparcamiento reservada de forma personal. Las condiciones particulares para esta reserva dependen de cada ayuntamiento, que decidirá cuántas de ellas se destinan a este fin y quién tiene prioridad para conseguirlas. Se observan dos tipos de plazas de aparcamiento para personas con discapacidad que pueden reservarse:

  • De origen: aquellas que se sitúan cerca del domicilio de la persona con discapacidad.
  • De destino: ubicándose normalmente a recintos de utilización común tales como edificios públicos, centros sanitarios, docentes, deportivos, comerciales, de ocio, etc.

 

Fuente: sunrisemedical.es