14/10/2016

Homologar un vehículo adaptado: ¿qué debo tener en cuenta?

Cómo conseguir homologar las adaptaciones de mi coche

Homologar un vehículo adaptado es el reconocimiento que da validez legal a las modificaciones que realizamos en un coche. Sin la homologación, instalar un volante con aro o una rampa no sería considerado apto, lo que nos expondría a ser multados e incluso a la nulidad de la responsabilidad del seguro. Además, nuestro automóvil no pasaría la ITV, considerándose falta muy grave.

Entonces, queremos adaptar nuestro coche ¿cómo podemos conseguir la homologación?

La manera más fácil y sencilla de conseguir homologar un vehículo adaptado es a través del propio taller. Ya sea un taller especializado o un concesionario oficial de alguna marca, estos disponen de los mecanismos necesarios para poder dar de alta la homologación. De esta manera, pondremos en regla las modificaciones, evitándonos posibles multas o sanciones por ello. El cliente tiene el derecho de exigir la homologación de la adaptación realizada y de ser informado de los diferentes cambios implementados.

Por otro lado, cualquier tipo de modificación que altere el mecanismo electrónico, chasis o incluso el color del vehículo debe estar registrado y notificado. Independientemente de la magnitud de la modificación, deberemos asegurarnos que esté homologada como marca la ley. Se trate de un pedal invertido o de rebaje de piso completo, es nuestra obligación y la del taller cumplir con ello.

¿Qué taller puede adaptar mi coche y ofrecerme homologación?

Actualmente existen talleres especializados por todo el país. Por ello, lo realmente importante es conocer cómo y quién va a realizar la adaptación. Adaptar y homologar un vehículo es un proceso complejo que requiere, como mínimo, un técnico especializado y un ingeniero. La normativa vigente marca una serie de puntos estrictos de control y supervisión que todo taller debe tener en cuenta. En ningún caso, podemos realizar una adaptación nosotros mismos como particulares ni es recomendable que la realice un mecánico sin experiencia ni conocimiento sobre este tema.

Si optamos por un taller especializado nos aseguraremos que la adaptación se realice con éxito, más rápido y que cumpla con la legalidad. Sea un coche nuevo o de ocasión, estos talleres pueden ayudarnos y gestionar todo el proceso.

En Válida Car disponemos de taller propio, con un equipo de ingenieros y técnicos con una larga experiencia en la adaptación y homologación de vehículos. Ofrecemos servicio a toda España y trabajamos con concesionarios y particulares, con coches nuevos o usados. Si estás interesado en adaptar tu coche, nosotros nos encargamos de la instalación y la homologación, para que no tengas que preocuparte de nada. Llámanos e infórmate: 900 414 000.  

* Campos requeridos