26/04/2016

Asiento giratorio automático para vehículos adaptados

¿Imaginas poder entrar y salir del coche con solo apretar un botón?

El asiento giratorio automático es una de las últimas novedades en accesibilidad para vehículos adaptados. A diferencia de las rampas plegables o las grúas para coches, los asientos giratorios permiten la entrada y salida de usuarios del habitáculo del coche para facilitar la transferencia del asiento a la silla de ruedas o viceversa. Hasta la fecha, una de las opciones más comunes eran los asientos con giro manual. Estos pero implicaban que el usuario u otro pasajero debía activar un sistema de palancas, acompañando el movimiento del asiento hasta el exterior.

Recientemente, con la aparición de los asientos giratorios automáticos, la entrada y salida del coche se ha transformado en un proceso mucho más fácil y cómodo. El asiento se encuentra fijado al chasis del coche mediante unas guías articuladas que se activan por control remoto. El usuario o cualquier otro pasajero solo deben mantener presionado el mando a distancia y el asiento se moverá hasta salir completamente del interior del coche.

La instalación de un asiento automático no es fácil. Requiere de un técnico especializado y con experiencia ya que se deben programar los movimientos de las guías según las medidas interiores de cada coche. De esta manera, se evitan posibles colisiones entre la silla y la puerta u otros pasajeros. Además, es necesario homologar esta instalación para poder pasar con éxito la ITV.

A nivel de uso, los asientos giratorios automáticos presentan un sistema pensado para facilitar la transferencia al máximo. Mediante el control remoto, el propio usuario del asiento puede salir o entrar del habitáculo del vehículo con solamente apretar un botón, siendo una opción válida y accesible para personas con movilidad reducida.

Por otra parte, una vez sale el asiento del interior del vehículo, el usuario puede escoger la posición del asiento, pudiéndose colocar a un nivel más bajo para facilitar todavía más el paso del asiento a la silla de ruedas. Ello es gracias al brazo articulado que, juntamente con las guías, permiten subir o bajar la altura del asiento para situarse al mismo nivel que la silla de ruedas, colocada preferiblemente al lado del asiento del usuario que la utiliza.

En Válida Car hemos realizado varias instalaciones de este tipo de asiento, tanto en su versión manual como automática. Si quieres saber cómo es su aspecto en funcionamiento, puedes ver algunos vídeos con este tipo de adaptaciones aquí.

Y recuerda, si estás pensando en adaptar tu coche, en Válida Car encontrarás una empresa con una larga experiencia y un amplio catálogo de productos adaptados a tus necesidades. Además, te ofrecemos asesoramiento y presupuesto gratuito sin compromiso. Infórmate: 900 414 000.